Saltar al contenido

Té verde. Aroma, sabor, salud y tradición

En este preciso instante, en cualquier parte del mundo, habrá cientos o miles de personas preparando un té  para tomarlo tranquilamente en la sobremesa del domingo mientras lee un libro o una infusión relajante antes de ir a dormir.

Accesorios y utensilios para el té

¿Eres de los que disfrutan de un buen té? Elige nuestras teteras, tazas o bandejas y acertarás, seguro. Gracias a nuestra selección en accesorios para el té no te faltará ni un solo detalle.

¿Quieres comprar Té verde al mejor precio?

¿ Qué es el té?

El té es una bebida caliente que se obtiene como resultado de la infusión de hojas del árbol del Té. Comunmente se suele llamar té a cualquier infusión, pero lo cierto es que en sentido estricto solo se debe llamar te a la infusión de hojas de la planta camellia sinesis.

Origen del té

Hay muchas opiniones sobre dónde puede estar el origen del té. Aunque la más extendida que pueda documentarse es que la cuna del té está en China sobre el siglo VII A.C.

Dice la historia popular china lo siguiente:

Una tarde mientras paseaba el emperador chino Shen Nung, cansado por el calor del verano, decidió descansar a la sombra de un árbol del té y refrescarse tomando un vaso de agua. Por providencia o casualidad una hoja arrancada de las ramas por el viento calló en su vaso coloreando el agua que contenía este.

A Europa  llegó junto con otros productos en la expediciones que se hicieron a Oriente, extendiéndose entre los que probaban este nuevo sabor y estableciéndose  como tradiciones tan variadas como es la hora del té en Reino unido, la ceremonia japonesa del Té o la tradición social árabe de tomar té en la reuniones, reservada a los hombres,

Descubre las mejores recetas con Té verde

En nuestra sección de recetas además de mostrarte más formas de preparar una infusión de té verde. Tendremos recetas de cocina con el té verde como ingrediente especial.

Tipos de té puro

Aunque existen más de tres mil tipos de té, ya que en cada parte del mundo el cultivo y elaboración se realiza de forma distinta bajo climas muy diferentes, lo cierto es que todos proceden de la misma planta, el árbol del té. El grado de fermentación influye decisivamente en el color y el sabor de cada variedad de té, y es lo que establece los cuatro tipos: té negro, té verde, té rojo y té blanco. Además de éstos podemos encontrar té Oolong, té amarillo y diversos tes aromatizados.

– Té negro: es uno de los más aromáticos y el más oxidado de todos los tes, característica que le da su intenso sabor. Es el que más teína (elemento excitante) posee, entre 20 mg y 60 mg por 100 ml de infusión.

– Té verde: se obtieneevitando la fermentación de las hojas, para lo cual se pone a secar en ausencia de humedad. Esuave, de sabor amargo ligero, que da una infusión de color pálido, verde amarillento.

– Té rojo Pu-erh: es una variedad fermentada de una manera especial, que gana propiedades con el tiempo y se elabora con hojas grandes de té, que se comprimen y se almacenan durante años bajo condiciones específicas para que unas bacterias transformen el té verde en rojo.

– Té blanco: es una variedad no muy conocida, que tiene un sabor suave, especialmente aromático. Está elaborado con marchitamiento y secado natural, es muy sutil y da una infusión blanca plateada por los brotes cubiertos de vello blanco que lo componen.

– Té Oolong: es un té semifermentado, es decir, que sólo ha sido sometido a una oxidación parcial. Es una de las variedades de té más depurativa y digestiva. Contiene poca teína, pero muchas vitaminas y minerales. Es de sabor algo tostado, y da una infusión de color anaranjado.

– Té amarillo: es difícil de encontrar, y se suele adquirir en establecimientos  especializados. Para que el té adquiera color amarillo las hojas se dejan madurar hasta que se descompone la clorofila en lugar de dejarlas fermentar. El té amarillo se obtiene mediante un proceso parecido al té verde pero interrumpiéndolo antes, y está a medio camino entre los tes blancos y los tes verdes. Puede ser un poco agrio de sabor, pero su aroma es muy fresco.

– Tes perfumados o aromatizados: generalmente son mezclas de té verde o negro con pétalos  de flores. Los más apreciados se elaboran añadiendo pétalos de jazmín, bergamota, lichi, loto, rosa o vainilla. Algunos tipos son:

Té de jazmín: es la mezcla de té verde o té Oolong con pétalos de flores de jazmín. El sabor es muy  floral, con aroma muy perfumado.

Earl Grey: es la mezcla de té negro con aceite extraído de la corteza de la bermogota (cítrico).

Té con lima: es la mezcla de té negro aromatizado con lima y corteza de limón.

Té especiado: es una mezcla de tes de Ceilán con clavo, piel de cítricos y canela.

Tes o infusiones que no provienen de la Camellia Sinensis

En ocasiones, se llama “té” a las infusiones de distintas hierbas medicinales o especias, aunque en realidad el auténtico té es el que se elabora con la Camellia Sinensis. Algunas de estas variedades son:

– Rooibos: es el nombre local de una planta autóctona de Sudáfrica, y se trata de un arbusto parecido a un pino pequeño. Sus hojas se trocean y se dejan fermentar para después ser secadas al sol. La variedad verde no sufre el proceso de fermentación y su sabor recuerda al té verde.

– Yogui té: es una infusión elaborada con especias de diferentes aromas y sabores. Sus ingredientes básicos son la canela, la pimienta negra, el cardamomo, el jengibre y los clavos de olor. Existen variedades a las que se les añade anís, regaliz e hinojo o hierbabuena, e incluso chocolate.

– Té de roca: es una infusión de Jasonia glutinosa, una hierba que abunda en las zonas rocosas y calcáreas. Es de sabor un poco amargo y aroma alcanforado.

Tipos de Té verde

 ¿Cómo se produce el té verde?

El método de cultivo y cosecha del té verde puede tener un efecto significativo en su perfil general de aroma y sabor. En términos generales, cada región productora de té del mundo tiene su propio clima único, así como un enfoque específico para el cultivo y la cosecha, y eso explica las diferencias en el sabor.

Las mejores condiciones para el cultivo del té se dan en Asia, razón por la cual China se ha convertido en un actor tan dominante en la industria del té verde. De hecho, China representa más del 80 por ciento de todo el té verde producido en el mundo, y Japón, Indonesia y Vietnam representan gran parte del resto. Sólo hay dos lugares en Europa donde se produce té verde: en la antigua república soviética de Georgia y en las Islas Azores de Portugal.

cultivos de té verde

En términos generales, la planta de té (Camellia sinensis) es muy adaptable a diferentes climas y condiciones del suelo. Sin embargo, suele crecer mejor en zonas montañosas o de colinas, y por eso muchos de los tés más famosos se cultivan a mayor altitud. Según los expertos, el mejor clima para el cultivo del té verde es un clima subtropical que experimenta una estacionalidad muy distinta, como las regiones de Asia que experimentan la estación de los monzones y la estación seca.

En muchos sentidos, el método básico de producción de té verde es el mismo, sin importar en qué lugar del mundo se produce. Las plantas de té (Camellia sinensis) se cultivan en filas, y luego se cosechan tres veces al año. Hay tres momentos clave de la cosecha del año, que suelen ser abril-mayo, junio-julio y julio-agosto. En general, las primeras cosechas de primavera son las mejores para crear los tés verdes más populares.

Dentro de este modelo básico de producción de té verde, hay algunas sutiles diferencias. Por ejemplo, hay una diferencia entre cultivar el té al sol y a la sombra. Y el proceso de secado y producción de las hojas de té puede diferir, dependiendo del país.

Por ejemplo, los chinos suelen preferir un proceso de secado al sol, y luego un proceso de cocción de carbón vegetal o de sartenes. Eso es lo que le da al té chino su distintivo sabor terroso. Este enfoque se conoce generalmente como «enfoque artesanal».

En cambio, los japoneses prefieren un proceso de secado en el horno y luego un proceso de volteo o vaporización. Eso es lo que le da al té verde japonés su único sabor «frondoso» o «vegetativo». Este enfoque se conoce generalmente como el «enfoque moderno».

El proceso de cómo se prepara un té también cambiará su sabor. Por eso, en muchas culturas asiáticas, hay una ceremonia del té muy formal. Cambiando la duración y el calor del proceso de remojo, que es el proceso de dejar que el té infunda agua caliente, se puede cambiar el sabor. Generalmente se considera que el té verde sólo debe ser vertido en una taza de té caliente, para preservar el sabor.

Aunque el contenido nutricional del té verde puede ser limitado – es 99,9% de agua, después de todo – se está buscando nuevas formas de captar los beneficios nutricionales del té verde en forma de antioxidantes en el otro 0,1% del té. Después de todo, durante más de cuatro milenios, se ha sabido que existe un vínculo entre el consumo de té verde y una mejor salud, incluyendo una mejor salud cardiovascular.

Una forma de capturar estos beneficios nutricionales es a través de un extracto de té verde. Esta es una hierba derivada de las hojas de té verde. Se cree que es rica en antioxidantes, lo que hace que el extracto de té verde sea popular como suplemento alimenticio y en varias formas de medicina alternativa.

Saber un poco sobre cómo se produce el té verde puede ayudarte a ser un mejor consumidor de té. Será más capaz de identificar áreas geográficas específicas que son conocidas por su producción de té, y comprender cómo las sutiles diferencias en la producción de té pueden conducir a sabores y aromas muy distintos.

La cultura del Té

El Té en Oriente tiene un trasfondo espiritual; hace más de tres mil años que sus habitantes comenzaron a tomar té, buscando en sus reuniones un ambiente de tranquilidad y sosiego. Una invitación a tomar té en países de Oriente se considera una oferta para alejarse de las preocupaciones y relajarse.

La ceremonia japonesa del té se llama Cha-no-yu y tiene una representación artística en la que se disfruta de la bebida de los complementos, utensilios y del ambiente de tranquilidad que se crea. Los japoneses toman el té en cuencos de porcelana decorada.

En Europa la cultura del té es distinta a la oriental, en Occidente se vive como algo social, como es en el caso de Reino Unido.

cultura del té

En España  tomar té está más arraigado en el sur por la influencia musulmana y la cercanía a Marruecos.

En los países árabes, tomar un vaso de té es toda una obligación social. Únicamente los hombres puede servir los vasos de té en las reuniones familiares. La ceremonia del té marroquí es otra de las más conocidas y extendidas, se ha popularizado y extendido gracias a teterías de moda y  festivales temáticos que ofrecen un té en un ambiente típico árabe.

Última actualización el 2021-11-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados